sábado, 21 de abril de 2012

Tarta mousse de fresa



Llevo un par de meses con el blog bastante abandonado y es que ha sido un cúmulo de situaciones, algunas muy tristes, que no me han dejado ni tiempo ni ganas para hornear mucho. Poco a poco se va normalizando todo y ahora, que además ya terminé con las declaraciones trimestrales, estoy con ganas de volver a compartir recetas con vosotros, si es que aún hay alguien ahí leyéndome ;-)

Cerré marzo con una receta muy sencilla, una tarta de queso de mi amiga Susana que está para repetir, y repetir, y repetir! Tanto que ha sido de las que más hemos hecho cuando ha surgido la ocasión. Otra de las que han triunfado últimamente también es una de estas recetas sencillas que se preparan en pocos minutos y quedan ricas y además vistosas. De esas que, como dice Raúl, son fáciles de comer.Y sobre todo si la disfrutamos una fría tarde de domingo junto al calor de un buen fuego.

Se puede preparar a mano, con batidora de varillas y un cazo, pero os pongo la preparación en Themomix, que es muy rápida y no hay que manchar muchos cacharros.



INGREDIENTES

400 gramos de nata para montar
350 gramos de fresas
6 cucharadas de azúcar
6 hojas de gelatina
1 base de bizcocho o de galletas trituradas con mantequilla

PREPARACIÓN

Habéis visto que pocos ingredientes ¿verdad? Mis recetas favoritas siempre son de pocos ingredientes ¡menos es más! La base es opcional, podéis hacer la mousse y servirla en copas, pero entonces ya no es tarta ¡eh! Si queréis convertir la mousse en tarta sólo hace falta una base, de lo que más os apetezca, de galletas, como en la tarta de queso al estilo de Susana, o de bizcocho genovés, con la receta que tenéis en la tarta del Real Madrid. Como última opción está usar una base de bizcocho comprada, que es lo que yo hice. Si, no me miréis así, ya sé que los bizcochos caseros son lo mejor, pero cuando no tienes tiempo ni para rascarte y necesitas hacer un postre rápido estas bases vienen fenomenal y siempre tengo alguna en el congelador. ¡Me sacan de más de un apuro!



Siguiendo con la receta y si habéis optado por hacer una base, es lo primero que hacemos, prepararla y colocarla en un molde desmontable. Yo utilizo uno de 23 cm con base cerámica y aro de silicona que me encanta para este tipo de tartas.

Ahora vamos con la mousse. Ponemos las hojas de gelatina en remojo. Echamos la nata en el vaso de la Themomix con la mariposa puesta y la montamos en velocidad 3 1/2, sin poner tiempo, ya sabéis, controlando que esté bien firme pero que no se convierta en mantequilla. Una vez montada la sacamos del vaso y la reservamos en un bol.

Sin lavar el vaso echamos las fresas lavadas en el vaso y trituramos unos segundos en velocidad progresiva 5-10, para que quede un puré fino. Añadimos ahora el azúcar y programamos 8 minutos, 100º, velocidad 3.  Un par de minutos antes de terminar el tiempo programado escurrimos las hojas de gelatina y las vamos añadiendo por el bocal. Subimos un poco la velocidad para que se mezclen bien y al terminar dejamos enfriar la mezcla.



Una vez frío el puré de fresas lo mezclamos con la nata montada, con mucho cuidado, usando una espátula y haciendo movimientos circulares de abajo a arriba, para que no se baje la nata. Cuando la mezcla esté uniforme ya podemos verterla en las copas o sobre la base elegida. Ya sólo queda meter en la nevera y dejar enfriar varias horas. Yo suelo prepararla por la noche para tomarla en el postre de la comida del día siguiente.  Podéis decorarla con fresas naturales, con nata montada, con sirope de fresa, o dejarla tal cual, es tan... ¡rosa!

Espero que os guste.





2 comentarios:

  1. Siiii, ahora que ya le cogí el truco no se me resiste. Besotes!

    ResponderEliminar